fbpx
3 tips para elegir la playlist correcta para trabajar

Tenemos una playlist para todo. Está la playlist con canciones que no pueden faltar en el karaoke, también una para cuando haces ejercicio, una para cuando estás triste, y otra para cuando estás muy feliz. Y, por supuesto, hay una cosa que haces a diario con cualquier estado de ánimo, y que definitivamente merece su playlist: el trabajo.

Si alguna vez tuviste poco tiempo para presentar una propuesta de trabajo, terminar un pendiente, o cualquier otra tarea, probablemente hayas pensado que es el momento separarte del mundo y ser uno con tu computadora para terminar de una vez. Y ¿qué mejor forma de escapar del mundo que reproduciendo esa playlist? Bien, pues la próxima vez que lo hagas primero pregúntate: ¿elegí la correcta?

No hay una playlist correcta, todo depende de tu personalidad y gustos; sin embargo, existen alguna características comunes entre las canciones que ayudan a mejorar la concentración y productividad.

 

1.Canciones sin voz

 

Intenta escuchar canciones sin voces, ya que las letras suelen ser un distractor. Si no te gustan las canciones instrumentales o no te convence ninguno de los miles de chill mix que puedes encontrar en Youtube o Spotify, también puedes probar con canciones en idiomas que no entiendes, ambas funcionan como si estuvieras en silencio.

2.Canciones lentas, repetitivas y suaves

 

 

Más que canciones, son como música ambiental. Estas melodías de lluvias o cascadas ayudan a enfocar la atención en tus tareas y benefician las regiones del cerebro que desarrollan tu memoria y concentración. Es como un muro entre tu mente y los ruidos normales que se generan el ambiente laborar.

 

3.Melodías lo suficientemente interesantes

 

Si tu playlist es muy aburrida, lo más probable es que tu cerebro solo quiera ir a buscar nuevas canciones, así que asegúrate de encontrar canciones con melodías entretenidas, pero básicas, para que el ritmo no te distraiga de lo que tienes que hacer.

Filtra tu playlist con estas características para aumentar su productividad -y la tuya-. Pero no olvides que la música no es el único factor, tu estado de humor influye muchísimo. Estar de buen humor mientras trabajas y tener un cálido ambiente laboral harán que tu desempeño -y el de la empresa- sea mucho más altos.

Suscríbete

Suscríbete al boletín y recibe nuestras exclusivas publicaciones.

Sin spam. Es una promesa.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: