fbpx
80 años más

Desde niño, la historia de Batman me ha parecido fascinante e intrigante. No me considero un seguidor disciplinado ni una persona con amplio conocimiento sobre las diferentes historias, sus personajes, marcos ni universos. Lo que que sí puedo decir es que me gusta, y mucho. El contexto es genial, Batman nace como respuesta a diversas crisis que se suscitan en su vida personal y en su ciudad con una sola tarea: combatir el miedo con más miedo.

Quizá lo más atractivo es el realismo que envuelve el contexto de su nacimiento.  A diferencia de otros superhéroes, no tiene facultades sobrenaturales. Es un ser humano con un amplio sentido de observación y deducción. De igual manera, villanos más icónicos terminan representando, cada uno en su esencia, a las víctimas de sociedades en crisis, represivas y excluyentes.

Como ejemplo tomemos al Joker: sus versiones son unánimes al representar la fragilidad mental de las personas. Evidencia que para adecuarnos a las reglas colectivas requerimos de una fortaleza mental implícita, que es rutinaria y natural. Sin embargo, esta puede quebrarse dando paso a la pérdida de razón. En este punto se generaría un cambio en la forma que percibimos el mundo y en la que nos regimos en la sociedad. El villano encuentra a sus demonios y les permite forjar una nueva razón.

El Joker reconoce este punto débil en el hombre y lo festeja, sabe que todos estamos solo a una mínima distancia de perder la cordura. Por esta razón, se configura como embajador del caos, con la intención de provocar ese desliz mental en las personas contagiando locura.

El mes de setiembre, se celebró a nivel mundial el Batman Day y lo que tenía de especial esta edición es que este 2019 se cumplen 80 años desde la creación del superhéroe ¿A qué se debe su éxito? Considero que es por la representación metafórica de la vida real en sus imágenes e historias. Su lectura se vuelve personal, porque nos recuerda lo que es luchar contra nuestras dudas y miedos, experimentando ambivalencias y conflictos internos. 

El éxito de Batman yace en recordarnos lo que batallamos día a día por seguir siendo héroes en nuestra propia historia.

Suscríbete

Suscríbete al boletín y recibe nuestras exclusivas publicaciones.

Sin spam. Es una promesa.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: