4 ideas básicas para empezar un emprendimiento

193

A veces, cuando pensamos en emprender, pensamos que ya todo está inventado o que hay que ser demasiado innovador para lanzarte al emprendimiento.

Existen muchos casos de empresas exitosas, que nacieron por algunos de los factores que voy a mencionar a continuación:

1. Simplifica un proceso: A veces solo se trata de ser bastante observador sobre las actividades que realizas en tu día a día y te darás cuenta que hay algunas cosas que toman más de lo que debería y existe una oportunidad para que algo que es largo y tedioso se convierta en algo mucho más simple y práctico.

2. Mejora algo que ya existe: En otras ocasiones, te darás cuenta que existen empresas que innovaron pero existen muchos detalles que no han contemplado dentro de su producto, servicio o modelo de negocio y se podría volver aun mejor. Si crees que puedes hacerlo mejor que ellos, estás frente a una gran oportunidad.

3. Agrupa otros negocios existentes: Solo ponte a pensar en todas las empresas que solo agrupan productos y servicios en una misma plataforma, pero ellos son solo intermediario. Así es como triunfan muchos e-commerce y startups, el truco es enfocarte en un nicho sobre un tema específico.

4. Ofrece algo en lo que eres bueno: En este caso no es necesario pensar tanto, lo único que debes hacer es valorar algo que realmente haces bien y que por más que para ti sea algo super simple para otros podría ser algo muy difícil de lograr y hasta estarían dispuestos a pagar por ello. Tal vez eres de los que hace unos brownies increíbles o tienes facilidad para enseñar a otros. Si eres de estos, no sé que esperas.

¡También te puede interesar!  El éxito de los intermediarios

Como pueden haberse dado cuenta, no siempre se trata de inventar la pólvora para ofrecer un valor agregado que solucione un problema real, solo analízalo y verás que algo encontrarás.

Artículos similares: