Aprendamos a manejar la ansiedad durante esta cuarentena

352

Es común sentir algo de ansiedad durante los períodos de cambio o incertidumbre

¿Sueles sentir ansiedad o preocupación durante este tiempo? No estás solo. La ansiedad es normal y, en algunos casos, puede ser útil. Las personas que se preocupan tienen más probabilidades de hacer las cosas que ayudan a mantener el virus a raya, como lavarse las manos con frecuencia.

Sin embargo, a veces la ansiedad puede ser dañino. Aquí te doy algunas recomendaciones prácticas para mantener a raya los sentimientos de ansiedad.

Canaliza tu energía

Frecuentemente nos sentimos ansiosos cuando los eventos están fuera de nuestro control, y cuando creemos que no tenemos, las habilidades o la capacidad para hacer frente. La ansiedad nos engaña para que pensemos en los peores y más terribles escenarios.

En lugar de preocuparte, intenta concentrarte en lo que está bajo tu control. Infórmate sobre los datos del coronavirus en fuentes confiables. Sigue las recomendaciones y consejos del gobierno y haz un plan sobre lo tú y tu familia harán si necesitan estar aislados en la cuarentena.

Evita los medios o  información errónea

Estar expuesto a historias alarmantes e inductoras de ansiedad nos convence de que hay algo de qué preocuparse. Cuanto más leemos y escuchamos al respecto, más aterrador se vuelve, y menos posibilidades tenemos de distraernos y hacer cosas que puedan distraernos.

Si bien puede ser tentador mantenerse informado, evitar las noticias y las redes sociales con información sobre el coronavirus ayudará a calmar el pánico.

Eliminemos los comportamientos que alimentan la ansiedad

Hay ciertas acciones que pueden alimentar la ansiedad sobre la salud y el terror al virus del Coronavirus. Centrarse demasiado en los síntomas corporales y confiar en el «doctor Google» puede consumir a uno con pensamientos ansiosos y de pánico.

Ser conscientes de estos comportamientos, comprender cómo te están haciendo sentir y reemplazarlos con estrategias de afrontamiento más útiles puede aliviarnos los sentimientos desproporcionados de ansiedad.

Sé consciente de los pensamientos negativos y no les des mucho poder

No porque estemos pensando en algo, quiere decir que sea verdad. Cuando notes que te preocupas mucho, da un paso atrás e intenta dejar pasar las preocupaciones sin enfocarte demasiado en ellas.

Cuida tu salud y tu cuerpo

Duerme lo suficiente, si es posible tus 8 horas. Realiza actividad física, aliméntate bien, evita el cigarrillo y bebidas alcohólicas en exceso. Esto ayudará a proteger tu salud mental y tu sistema inmunológico.

Mantente conectado con tus familiares y amigos

Puede hacer una gran diferencia cuando compartimos nuestras preocupaciones con otros y nos conectamos con otras personas que nos ayudan. Intenta mantenerte conectado con personas de apoyo en tu vida para que te sientas menos aislado y solo.

Ayuda a otras personas

Cuando ayudamos a otras personas nos sentimos mejor. Todos estamos juntos en esto, así que hagamos todo lo posible para ser amables y compasivos entre nosotros.

Si te sientes abrumado por la ansiedad, busca apoyo profesional. Las terapias psicológicas se pueden hacer en línea y son una excelente opción si te encuentras en aislamiento o si te da temor en ir a una clínica.

Es importante mencionar, que para la mayoría de personas, la ansiedad será temporal y se reducirá con el tiempo, especialmente una vez que se haya contenido este virus.

Trata de enfocarte en el aquí y ahora, no en el pasado ni en el futuro. Vive el momento y tómate un día a la vez.