¿Cómo aplicar una estrategia Blue Ocean?

535

Según un estudio del diario Gestión, el 39,5% de los peruanos inició un negocio en octubre. Estos, sobre todo, en el ámbito digital. La mayor motivación es la necesidad de generar ingresos en esta crisis sanitaria que estamos viviendo y que ha dejado a muchos sin un sustento mensual.

Por esta razón, muchas veces vemos que las redes sociales están saturadas con publicaciones de ventas. Sin embargo, muchos de los productos ofrecidos tienen una gran cantidad de competidores. ¿Cómo evitarlos?

W. Chan Kim y Renée Mauborgne, profesores de la Escuela de Negocios INSEAD, elaboraron un libro llamado “Estrategia del Océano Azul” que plantea un mecanismo para evitar a las empresas de la competencia (océano rojo), y crea un nuevo mercado libre de ella.

Estos son los pasos para crear un Océano Azul:

Crea nuevos espacios para el consumo

Es el momento para buscar negocios innovadores y originales que cubran las necesidades del mercado que han sido descuidadas. No se trata de crear un nuevo producto o servicio, sino de modificar las características de uno existente que te permita ampliar el mercado y llegar a aquellas personas que no están 100% satisfechas con lo que se ofrece actualmente.

Haz tu lienzo estratégico (canvas)

Son cuatro pasos:

Despertar visual: compara tu producto con el de los competidores, qué comparten y en qué se diferencian. Esto te permitirá saber en qué debes enfocarte.

Exploración visual: aquí sabrás qué características/factores puedes mantener, modificar, eliminar o crear para hacer de tu producto algo nuevo y diferente al que se encuentra en el mercado.

Trabajo de campo: el momento de crear un piloto de tu proyecto. Es posible que enfrentes pérdidas al producir algo que no sabes cómo recibirá el mercado, pero también te servirá para tener un feedback y realizar las modificaciones necesarias antes de hacer una producción más masiva.

Comunicación visual: conocerás la situación actual de tu empresa y qué tan viable es que produzca algo nuevo y que siga siendo manejable.

Aléjate de tu demanda actual

Enfócate en un público diferente al que busca el producto tradicional, porque puede ser que las necesidades de tu nuevo producto no cubran lo que ellos necesitan. Es el momento para hacer una nueva segmentación del mercado, pero intenta no perder una gran proporción del mercado actual, porque aún necesitas generar ingresos que puedas reinvertir para la nueva producción.

Asegura la viabilidad

Tu estrategia debe ser viable para tu negocio actual, porque así reducirás el riesgo que enfrentarás al llegar al mercado con un nuevo y desconocido producto. Presenta algo excepcional, que facilite la vida de tus consumidores, algo cómodo y productivo que por su utilidad genere la fidelidad del cliente.

Muchas empresas han aplicado exitosamente esta estrategia. Requiere tiempo, dedicación y esfuerzo, pero también puede dar muy buenos resultados. Aunque, debemos recordar que el océano azul no dura para siempre, ya que otros pueden ver la utilidad de tu nuevo producto y replicar la estrategia, por eso siempre debes estar al pendiente del mercado.

Artículos similares:

¡También te puede interesar!  Cómo el Growth Mindset nos puede ayudar a atrevernos a nuevos objetivos