¿Cómo evitar gastar de más en Navidad?

210

La navidad es una festividad especial y esperada por los peruanos, ya que la misma es una tradición muy importante que se celebra en el último mes del año y luego de ella se da inicio a la temporada de verano. Sin embargo, muchas personas por diferentes motivos terminan gastando más de lo que tenían planificado.  

En ese sentido, a continuación presentamos 5 aspectos a tomar en cuenta en esta época y así concluir el año de la mejor manera.

1.- Planificación.

Dejar la compra de regalos lo más próximo al día 24 y 25 de diciembre es lo menos recomendable y el error más común. Se sugiere pensar las compras navideñas con anticipación e idealmente realizar su adquisición como mínimo durante la primera quincena del mes. De esa manera, se evitan las colas, el tráfico y, principalmente, optar por productos más caros o sin descuentos por la premura.

2.- Productos según temporada.

Aprovechando el cierre de año y la apertura de uno nuevo se recomienda elegir productos de la temporada. Ello, debido a que al poco tiempo de pasada la navidad hay un cambio de estación totalmente distinto, por lo que queda en stock de ‘invierno’ se tiende a rematar. 

3.- Aumentan los canales de pago y la gratificación.

Muchos negocios permiten distintas modalidades de pago para fomentar el consumo. Asimismo, para quienes son empleados, la gratificación es un aliciente que puede motivar a gastar más de lo debido. No se trata de no hacer uso de ese beneficio en lo absoluto y no comprar, sino decidir cómo con inteligencia financiera.

4.- Promociones.

Las ofertas, promociones y descuentos están pesadas para favorecer las ventas. No es novedad que son una estrategia muy conocida y productiva para que las mismas incrementen, mas aún en navidad. Por tal motivo, es fundamental reconocer cuándo una promoción es favorable o no.

5.- Amigo secreto 

Los intercambios con amigos y compañeros de trabajo aumentan el presupuesto de los regalos navideños. Sin duda es bueno tener el detalle de darle un presente a una persona cercana y con quien se comparte diariamente; no obstante, asignarle un precio referencial puede ser de ayuda para no sobrepasarse.