¿Cómo mejorar el engagement en redes sociales?

387

Hoy en día, obtener engagement en redes sociales es un reto para los equipos de marketing digital. Se requiere de creatividad, dedicación y muchas horas de trabajo para generar un contenido de calidad. Además, si el objetivo es tener una ventaja competitiva, tienes que generar contenido de manera constante.

Para que el engagement sea de calidad tiene que ser creativo. Es fundamental que cada pieza sea única para que logre cautivar al consumidor y todas deben tener en común el mismo concepto. 

Para desarrollar el concepto, hay que conocer al consumidor y su psique. Existen muchas herramientas que facilitan insights sobre el comportamiento de los consumidores, lo que finalmente te lleva a mejorar las oportunidades de atraer a nuevos clientes e informar a los actuales.

Consejos prácticos para mejorar el engagement orgánico en redes sociales. 

– Calidad del contenido audiovisual: 

Plasmar el concepto en una pieza audiovisual requiere de mucha habilidad y se debe tener una línea gráfica definida para que las piezas tengan la misma esencia.

– Encontrar un equilibrio entre la intuición y la data: 

En los espacios de Marketing digital y PR la mayoría de las decisiones son tomadas en base a información o data. Sin embargo, la intuición es clave ya que por más que los números apuntan hacia una dirección, nunca tendrán la profundidad o la visión que puede llegar a tener el pensamiento humano. 

– Interacción con la comunidad: 

Para fidelizar al consumidor la marca debe mostrar interés en su comunidad, humanizar la marca, responder a comentarios y conversaciones, estas acciones dan la sensación de inclusión y que el consumidor se sienta valorado. 

– Call to action: 

Si hablamos de publicaciones en redes sociales, lo óptimo es que estos interactúen con el público de alguna manera. Por ejemplo, en instagram se pueden utilizar preguntas, enlaces, concursos etc.

– Monitoreo constante: 

El mundo digital cambia a un ritmo más veloz que el tradicional. Para identificar cambios en el comportamiento de los consumidores y para prevenir cualquier crisis de reputación, es fundamental que se tenga una escucha activa.