Comunicación para ganar

146

La comunicación interna agrupa los canales y mecanismos que utiliza una empresa para mantener a sus colaboradores informados acerca de novedades, actualizaciones e, incluso, solucionar posibles inquietudes. Esta cohesiona y aumenta la eficacia del equipo, el cual brinda los verdaderos resultados a la organización. Además, ayuda a reducir la incertidumbre y a prevenir los rumores, que podrían dañar el compromiso de los trabajadores.

Otro concepto muy relacionado al rendimiento es el salario emocional, el cual es una gratificación, no económica, que motiva a los colaboradores a ser parte activa de las decisiones y desarrollo que tiene la empresa. Es el extra que permite a un colaborador sentirse contento en su lugar de trabajo, ya que este satisface necesidades tanto personales como profesionales.

Con la breve mirada a cada temática, puede surgir una interrogante, ¿influye la comunicación interna en el aporte al salario emocional? Sin duda alguna la buena comunicación interna, sobre todo si consideramos el daño que los rumores generan dentro de las organizaciones, es clave y juega un papel esencial si queremos fidelizar a nuestros colaboradores y reforzar la confianza que tienen no solo hacia la empresa, también entre ellos mismos.

Desde el salario emocional, según fuentes especializadas:

  • Incrementa un 33% la productividad del personal
  • Reduce un 66% de los días perdidos por baja eficiencia o incumplimiento de metas
  • Disminuye un 51% el ausentismo laboral por accidentes, indisposiciones o problemas personales de los empleados

Los datos mostrados son contundentes. Es evidente que existe una relación ganar-ganar entre la empresa y los colaboradores. Sin embargo, a pesar de la evidencia, aún existen muchos prejuicios por parte de algunas organizaciones. Se requiere una transformación cultural que vaya acorde con las nuevas necesidades de la compañía e involucre a los colaboradores, así como los valores de la empresa.

La comunicación interna es uno de los grandes complementos que pueden dar forma a un óptimo salario emocional. A ello se debe sumar:

  • Buen entorno laboral. Asegura el bienestar del colaborador y permite el trabajo en equipo
  • Desarrollo profesional y personal. Resulta de suma importancia ofrecer oportunidades de capacitación para actualizar el conocimiento de nuestros trabajadores. Además, la delegación, empoderamiento y confianza en nuestros colaboradores nos lleva a resultados positivos
  • Compatibilidad con la vida personal. Una empresa conectada emocionalmente con sus colaboradores considera el valor de dispensas por salud y asuntos personales, home office, flexibilidad de horarios y vacaciones, todo esto en la medida de lo posible y adaptada a cada sector del mercado
  • Tener poder de decisión. Que cada colaborador sienta que tiene una voz en la empresa, se sienta escuchado, valorado y considerado en sus opiniones y propuestas es uno de los más potentes recursos emocionales que disponemos. Brindar feedback, además de saber recibirlo de nuestros colaboradores, es de suma importancia para una relación sana entre colegas

A modo de conclusión, destacamos la importancia que juega el papel de la comunicación dentro del salario emocional en las organizaciones para así mantener a los colaboradores felices. No se trata de inventar formas triviales de compensar emocionalmente al trabajador, sino idear formas y herramientas que transparenten el sincero compromiso de las empresas con sus miembros y que estos a su vez se comprometan a trabajar hacia el propósito de la empresa creando así la sinergia perfecta.