Coronavirus: el desafío de la tecnología de la comunicación durante una crisis epidémica

322

La Organización Mundial de la Salud ya considera al Coronavirus como una amenaza grave. Con más de treinta mil casos registrados y alrededor de 630 muertos, esta epidemia de neumonía viral se encuentra causando pánico y desconcierto en los medios. Cruceros detenidos, vuelos cancelados y el miedo creciente de la población pintan un panorama casi apocalíptico. Las tecnologías de información y comunicación funcionan en esta coyuntura como arma de doble filo. En un mundo en donde se cree lo primero que se lee en nuestras redes sociales, el Coronavirus se presenta como una oportunidad para el desarrollo de tecnología y de un periodismo veraz.

Esta epidemia ha dado pie a un injustificado discurso racista y de odio contra China y sus habitantes. Memes y rumores cubren las páginas de inicio de cada una de las aplicaciones sociales que tenemos. Teorías conspirativas y falsas informaciones acerca de su tratamiento y sobre cómo el gobierno Chino está manejando esta crisis de salud, están en tendencia. Si bien esto crea un pánico innecesario y un sentimiento violento en contra de un grupo de personas, también significa un desafío para compañías como Facebook, Twitter y Tik Tok.

En un post, Facebook señaló que retiraría cualquier información falsa o teoría conspirativa ya que el contenido “viola las normas de la red social y esta desinformación podría causar daños físicos”. Esta no es la primera vez que Facebook realiza esta tarea en contra de los “fake news”. Hace unos años, la red social eliminó contenido que promovía una conducta anti-vacuna en Samoa y Pakistán durante la propagación temporal de sarampión y polio.

No es noticia el intenso control que tiene el gobierno Chino sobre la información en los medios de comunicación. Hace unas semanas, Reuters indicó que la aplicación más popular para chatear en el país oriental, WeChat, habría removido contenido de información falsa acerca del Coronavirus. Por otro lado, Tik Tok, cuyos dueños también son chinos, se encuentran buscando y eliminando contenido desinformativo acerca de la enfermedad. Estas redes sociales mencionadas, recurren a información médica muy elevada proveniente de fuentes de salud pública para advertir cualquier rumor o conspiración.

Twitter ya eliminó alrededor de 15 millones de tuits que contengan falsa información acerca de la epidemia. Además, en Estados Unidos, cuando uno busca “coronavirus”, un gran titular con la frase “Conoce los hechos”, promueve que el usuario busque y consuma información fidedigna antes de noticias falsas. Esto también fue realizado por Reddit. Esta página también ofrece enlaces con información real para el consumo de sus usuarios en su home page.  Por otro lado, YouTube no tiene políticas que prohíban de “fake news” en su contenido, sin embargo, han empezado a implementar un recurso para sus usuarios. Al buscar acerca de esta enfermedad, la compañía que cuenta mensualmente con más de dos mil millones de usuarios, se prioriza información proveniente de fuentes más específicas y certeras.

Pero lo que es realmente sorprendente es el rápido desarrollo de la inteligencia artificial, o AI, como herramienta de análisis y rastreo de esta enfermedad en las redes sociales. John Brownstein, quien es el jefe de innovación de la Escuela de Medicina de Harvard, encabeza un equipo que utiliza tecnología que, examina detalladamente posts en redes sociales e información oficial de fuentes de salud pública.

El programa se encuentra buscando publicaciones que mencionan síntomas específicos en áreas geográficas en donde podrían aparecer casos potenciales del Coronavirus. La tecnología es de tal nivel que permite distinguir si el usuario está discutiendo acerca de las noticias o si está expresando su malestar por algún síntoma. Brownstein señaló la importancia y dificultad de encontrar señales del virus en una “gran sopa de especulación, rumor y publicaciones comunes de un simple resfrío”. Esta tecnología permite conocer cómo el virus se comporta, como se propaga y obtener la información de manera más rápida.

Otros equipos y compañías están uniendo esfuerzos para entender la rápida propagación del virus y de la falsa información que existe sobre este. Utilización de métodos de rastreo en smartphones, así como creación de modelos a escala con realidad aumentada, son algunos ejemplos de estos. En momentos de crisis como este, los medios de comunicación y la tecnología ocupan un lugar protagónico. Una doble tarea: combatir el Coronavirus y las “fake news”.