CRM: una herramienta poderosa para la gestión de clientes

1137

Los clientes son, sin duda, una de las piezas más importantes para cualquier negocio. Fidelizarlos y que sean leales a la marca o a la organización ciertamente es una tarea difícil, por esta razón, a lo largo de los años se han implementado diversas estrategias para ayudar a las empresas a facilitar este tipo de acciones.

Una de ellas, quizás la más conocida, es el CRM: Customer Relationship Management. Esta se basa en el uso de herramientas tecnológicas que facilitan a la organización la gestión de sus clientes, así como el uso e implementación de estrategias para fidelizarlos, a través de los distintos tipos que el CRM tiene.

Lo que genera a esta estrategia un valor agregado frente a otras, es que esta estrategia busca desarrollar una estrategia competitiva a través de la mejora en la experiencia del cliente.

Antes de poder implementar esta estrategia, existen 4 pasos básicos que se deben tomar en cuenta:

  1. Identificar: Lo primero que se tiene que hacer es conocer de manera clara al cliente que se quiere fidelizar. No solo basta con saber el nombre, lo importante es conocer individualmente y con la mayor cantidad de detalles a cada uno de ellos. Es necesario poder reconocer a cada cliente en todos los puntos de contacto que tiene la empresa.
  2. Diferenciar: Los clientes se pueden diferenciar de distintas maneras: a través de su poder adquisitivo y el valor económico que le dan a la empresa, por ejemplo, así como también se puede hacerlo en base a los productos o necesidades que ellos buscan dentro de la organización.
  3. Interactuar: Las interacciones con los consumidores no deben faltar, es algo primordial y siempre se debe tener en cuenta el perfil del cliente con el que se está llevando a cabo la interacción, para poder lograr que esta sea lo más personalizada posible.
  4. Personalizar: Cada cliente debe de sentirse como si fuera único para la empresa, es por esto que conocerlos de manera detalla ayuda tanto; ello te brinda una ventaja frente a los competidores al saber de primera mano cuáles son las necesidades a satisfacer de todos tus clientes.
¡También te puede interesar!  ¿Cuál es el origen del Halloween?

Con estos 4 primeros pasos se puede empezar a desarrollar e implementar una estrategia CRM dentro del negocio. Es determinante reconocer que esta estrategia se ha vuelto necesaria para varios negocios. Ahora, una empresa debe de ser orientada y centrada en el cliente para poder funcionar con éxito dentro del nuevo mundo laboral, el cual está más competitivo cada día.

Con una buena gestión, esta estrategia es de mucha ayuda para fomentar la mejora de la experiencia del usuario con respecto a la empresa, a sus productos y al proceso de compra que este tiene en ella. Las organizaciones al utilizar esta estrategia ganan: Productividad en sus operaciones, mayor fidelización de sus clientes, un servicio mejorado para ellos y una menor tasa de pérdidas.

Artículos similares: