Ejercicios de respiración para el trabajo remoto

27

Prestarle atención a tu respiración en ciertos momentos del día es tan importante como alimentarte correctamente. Actualmente, la mayoría de trabajos se volvieron virtuales, trayendo consigo muchas ventajas pero también desventajas. Tenemos la idea de que el teletrabajo es más relajado ya que puedes flexibilizar tus horarios y acomodarte con demás responsabilidades del hogar, y esto es cierto siempre y cuando tengamos presente la organización, el tomar y respetar tus tiempos libres.

Como aún nos estamos adaptando a este nuevo cambio, es normal que sientas estrés o ansiedad por convertir tu lugar de descanso también en tu lugar de trabajo, es por ello que en este artículo te mostraré 3 ejercicios de respiración para el día a día que te ayudarán a equilibrar tu energía y despejar tu mente en diferentes momentos.

Empieza tu día lleno de energía

Esta respiración es llamada “Respiración de fuego” y activa tu sistema simpático. Se realiza cuando tenemos la mente llena de pendientes y pensamientos estresantes y nos cuesta concentrarnos en una cosa a la vez.

Cierra los ojos y realiza 20 respiraciones rápidas solo por la nariz concentrándote en exhalar y desinflar el abdomen. Haz una pausa para volver a tu respiración normal y repite la secuencia hasta que sea necesario. Notaras que tu cuerpo se empieza a calentar trayendo energía y motivación para iniciar tu día.

Tardes equilibradas

Esta respiración la puedes realizar en las tardes cuando te sientas agotado y abrumado. La llamada “respiración de agua” o respiración equilibrante.

Te debes sentar en un lugar silencioso, por 4 segundos inhalas por la nariz y exhalas por la boca en 4 segundos. Sigue esta secuencia por un minuto o lo que creas necesario para notar el cambio en tu ritmo cardíaco. Calmaras las angustias y despejas tu mente por un momento.

Relajación total

Este último ejercicio nos lleva a relajarnos completamente, es por ello que se recomienda antes de dormir. Inhalas por la nariz en 4 segundos y exhalas por la boca en 8 segundos.

Esta secuencia realízala todas las veces que sean necesarias para conciliar el sueño y calmar mente y cuerpo. En esta respiración activamos el sistema parasimpático relajando nuestros órganos y disminuyendo nuestra frecuencia cardíaca.

Ponlos en práctica para envolverte en sus beneficios y mostrar lo mejor de ti. Darte momentos para cuidar tu mente hará más placenteros tus días laborales.