El cine en tiempos de Coronavirus

190

La parálisis que vive la industria del entretenimiento a raíz de la propagación del Covid-19 por el mundo nos hace preguntarnos cada vez más cuándo será el día que se podrá hacer cine de nuevo sin miedo a un posible contagio.

Parece ser que Sam Levinson, creador de la aclamada serie “Euphoria” de HBO, tiene la respuesta.

El pasado julio se reportó que John David Washington (El Infiltrado del KKKlan) y Zendaya (Spider-Man: Lejos de Casa) habían formado parte del elenco del nuevo largometraje de Levinson, “Malcom & Marie”, el cual escribió en tan solo seis días durante épocas de pandemia. La película fue grabada desde el 17 de junio hasta el 2 de julio en una sola locación, con medidas de sanidad exhaustivas y un protocolo de cuarentena para todo el equipo de producción dos semanas antes y después del rodaje.

Esto resonó en el mundo del cine, al catalogar a Levinson tanto como un irresponsable y atrevido a la vez.

Sin duda es una decisión muy arriesgada por parte del realizador y el equipo de producción (que decidió estar allí por voluntad propia) poner su salud y la de los demás en un riesgo del cual ellos y todo el mundo están muy consientes hoy en día.

Sin embargo, parece ser que la decisión de realizar una película durante tiempos de Coronavirus traerá sus frutos tanto para los involucrados como para la industria. Muchos críticos que ya tuvieron la suerte de apreciar el filme la catalogan como la “Historia de un Matrimonio” de este año. Grandes palabras a mi parecer para una de las mejores películas del 2019, con una magistral clase de actuación por parte de ambos de sus protagonistas, Adam Driver y Scarlett Johansson.

Esto último es a lo que más atención debemos darle una vez que la pieza sea estrenada, ya que Washington y la joven Zendaya se encuentran cada vez más cerca de lograr una consolidación como actores de peso en la industria gracias al arduo trabajo que vienen realizando en los últimos años. Compararlos en términos de personificación a dos de las mejores figuras del año pasado es sin duda una de las razones por la cual nadie debería pasar esta película por desapercibido.