El podcast, la nueva plataforma de comunicación de estos tiempos

159

Un fenómeno reciente que viene siendo cada vez más acogido por los usuarios de streaming es el podcasting.

El término apareció a principios de siglo y proviene de la unión de la palabra “iPod”, que tiene que ver con su portabilidad, y “broadcasting”, que significa transmisión en inglés –otra versión propone que el término no proviene de la palabra “iPod” sino de la contracción de la sigla en inglés POD (Public On Demand), pero se trata, a fin de cuentas, de tecnicismos menores–.

Más allá de la terminología, los podcasts son contenidos sonoros a demanda, los cuales en parte se asemejan a los programas de radio. Sin embargo, llegan mucho más lejos. Representan un nuevo modelo comunicativo e interactivo, así como de negocios, que aún está pendiente de ser explorado a profundidad.

El éxito de estos formatos radica en que se adaptan perfectamente a las necesidades del consumidor de estos tiempos: proactivo, que decide lo que quiere escuchar, así como cuándo y dónde. Asimismo, le permite acceder a contenidos que no son abordados en la radio con la misma profundidad: tecnología, ciencia, religión, autoayuda, arte, comedia, entre otros. Incluso, hay algunos que se acercan más a lo que sería un blog, donde el usuario simplemente cuenta su vida.

Los países donde más se consumen podcast son Estados Unidos, Canadá y Australia. Distintos informes de consumos digitales muestran que es en ellos donde hay un mayor número de personas que conoce lo que es un podcast, así como una mayor cantidad de auspiciantes que deciden mostrar sus productos en este tipo de contenidos.

Algo curioso es que en estos mercados los medios tradicionales dominan la escena, con grandes producciones que convocan a los volúmenes de audiencia más grandes. Por ejemplo, tres de los cinco productores de podcasts más escuchados en Estados Unidos son corporaciones radiofónicas: NPR, iHeartMedia, PRX. La cuarta es The New York Times.

En cuanto a esta última, cabe señalar que produce un podcasts diario de noticias (The Daily), el cual fue pionero en su especie y ya cuenta con mil millones de descargas. Otros diarios importantes a nivel mundial que también vienen trabajando fuertemente en sus estrategias de podcasting son: The Washington Post (Post Reports), The Guardian (Today in focus), Folha do Sao Paulo (Café da Manhã), El Tiempo de Colombia (El Primer Café). Y, en nuestro país, El Comercio (Tenemos que hablar) y RPP (Informes RPP), por decir algunos medios que vienen innovando en este rubro.

La utilización del podcast en los medios de comunicación en general se sustenta en el afán de darles una segunda vida a sus contenidos y permitir que lleguen a una audiencia que tal vez no los escuchó o leyó en el formato original.

En el caso puntual de los diarios, su intención es otorgar a sus audiencias digitales un contenido diferente, exclusivo y de alto valor creativo (sea informativo o de entretenimiento). Ello, a costa de no generar ingresos publicitarios estables y genuinos. Únicamente, con el objetivo de marcar una diferencia y mostrarse como innovadores.

Por otro lado, un aspecto que ayudó mucho al crecimiento de los podcast en los últimos años fue su inclusión en Spotify, en el 2018. Con ello, la plataforma de streaming se convirtió, debido a su gran accesibilidad, en algo así como el YouTube del podcasting.

Posteriormente, los podcast también se han incorporado a YouTube. Se trata de un fenómeno llamado Vodcasting -similar al podcasting, pero con video-, en el cual la complejidad es un poco mayor debido a que se requiere de equipos necesarios para hacer videos.

Esto ha llevado a que medios audiovisuales también incursionen en el formato sonoro. En ese sentido, resulta curioso, por ejemplo, que HBO y Netflix hayan decidido crear sus propios podcast. Las estrategias son distintas: mientras HBO busca complementar el relato de sus series con programas sobre el contenido, Netflix busca crear podcasts de ficción para expandir el universo narrativo creado para series o películas audiovisuales.

El podcast tiene aún un largo camino por recorrer en el universo mediático. Empezó en el usuario casero, como una nueva forma de radio amateur, de comunicación complementaria a otras existentes como los blogs. Y hoy son cada vez más las grandes empresas de producción de información y entretenimiento que buscan tenerlos dentro de su oferta digital. No los pasemos por alto.