El turismo empieza a reactivarse

339

En los últimos meses, lamentablemente, la crisis sanitaria originada por el nuevo coronavirus redujo, considerablemente, el entusiasmo característico del sector turismo por cumplir los sueños de millones de viajeros. Peor aún, el efecto no solo cayó en su estado de ánimo, sino también en sus ingresos. Para poder entender la magnitud del golpe, tomemos en cuenta que, en 2019, el turismo llegó a representar el 3.9% del PBI nacional. Por eso, se calcula que hasta hoy se haya afectado alrededor de 800 mil empleos.

Localmente, el aislamiento social obligatorio decretado por el gobierno vino acompañado de la suspensión total de vuelos comerciales internacionales, frenando, de esta manera, la operación de las aerolíneas y congelando el turismo receptivo y emisivo. Trasladando esta medida a escala global, el impacto del COVID 19 hizo que se perdieran más de 440 millones de viajes internacionales. Conjuntamente, se estima que las pérdidas son cinco veces más severas que en la crisis económica del 2009.

Sin embargo, las personas que trabajan en turismo se caracterizan por ser profesionales apasionados por cumplir los sueños de visitantes en busca de viajes inolvidables. Por ello, se han implementado experiencias adaptadas a la nueva normalidad, permitiendo que los protocolos de bioseguridad no interrumpan la magia que ofrece cada destino.

¡También te puede interesar!  El caso de James Gunn y la importancia de la Huella Digital

Las aerolíneas, por su parte, han desarrollado protocolos que les han permitido seguir ofreciendo el transporte más seguro. Las cabinas de avión, cuentan con filtros HEPA (High Efficiency Particulate Arrestors), los cuales cambian el aire por completo cada 3 minutos, generando un ambiente limpio y desinfectado.

Las soluciones que poco a poco ha propuesto el sector nos dan a los peruanos, hoy, maravillosos destinos nacionales e internacionales. Hay que tomar en cuenta que como pasajeros debemos estar al tanto de los requisitos que se deben cumplir para ingresar a cada país: la gran mayoría solicita una prueba molecular negativa y la declaración jurada de salud, además del cumplimiento de los protocolos de vuelo.

No hay duda de que estas buenas noticias representan los síntomas de recuperación que tanto esperaba el turismo y quienes dependen indirectamente de este. En cada destino hay un sinnúmero de familias locales que complementan la experiencia de los turistas que disfrutan de la comida de restaurantes locales, contratan a guías turísticos para conocer las curiosidades de cada sitio, y compran las artesanías más curiosas para ellos mismos y para regalar a los amigos.

Las señales se agrupan. Los signos vitales que da el turismo se dan gracias a la resiliencia de todas las personas que pertenecen al sector. Es posible que este haya configurado el peor escenario jamás imaginado para ellas, pero su fortaleza les ha permitido ganar una gran batalla. Sinceramente, creo que la pasión fue un factor determinante para esta pequeña (pero creciente) victoria.

¡También te puede interesar!  Aprendamos a manejar la ansiedad durante esta cuarentena

Artículos similares: