En tiempo de influencers

350

Cada vez son más las marcas que incorporan a los influenciadores digitales o también llamados Influencers en sus estrategias de marketing y de Relaciones Públicas para llegar a sus audiencias de manera más ágil, rápida, y directa, basándose en una relación de confianza que estos tienen con sus seguidores. Sí, confianza. Ese es el poder de los influencers: poder conectarse de una manera más natural con sus miles e incluso millones de seguidores a través de sus diferentes redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter, y así compartir con ellos sus experiencias, su día a día, sus gustos, sobre distintos productos de diversas marcas.
Tal vez ya hayan leído o escuchado la frase:

Your Brand is what other people say about you when you are not in the room” (Tu marca es lo que las otras personas dicen de ti cuando no estás en la habitación) de Jeff Bezos, CEO and Founder de Amazon.

Por eso los influencers son de gran ayuda para las marcas, ya que al transmitir a sus seguidores sus experiencias con el producto o las instalaciones puede generar en ellos reacciones o comentarios positivos y, sobre todo, motivarlos a probarlos.
Sin embargo, también se requiere de especial cuidado para contactar al influencer indicado y que contribuya a posicionar la marca. Para ello, el rol de la agencia en comunicaciones es clave. Consiste en analizar la relevancia, reputación, así como identificar las características e intereses de sus seguidores, y reconocer el alcance y el engagement que tiene el influencer con ellos, entre otras acciones que ayudarán a definir el plan de acción con el influenciador digital.
Así como es importante conocer a los influencers, también lo es que ellos conozcan a profundidad la marca y/o productos de los cuales van a hablar, con el fin de que su comunicación sea percibida de manera natural y transparente y, sobre todo, dé confianza al seguidor.
La era de los influencers ya forma parte de la estrategia de comunicación digital de muchas empresas, una estrategia que debe ser evaluada por aquellos que aún no la incorporan y que puede ser de gran soporte para el posicionamiento de la marca.