Facebook y un ‘golpe sobre la mesa’ en la guerra contra los “trolls”

181

Las redes sociales vienen reemplazando a los medios tradicionales hace mucho tiempo como el foco de información inmediata y al alcance de todos. El único problema que diferencia a estos dos canales es el poco filtro que hay en redes frente a un medio tradicional en el cual escribe normalmente un comunicador con sentido de ética.

Los ‘trolls’, como comúnmente se conocen a las personas que intentan camuflarse en cuentas para molestar, e incluso incitar el odio hacia personas reales, han sido foco de una lucha constante por parte de las principales redes sociales del mundo como Facebook de Mark Zuckerberg.

Esto debido a que las principales marcas, es decir, los principales anunciantes de Facebook en el planeta, han empezado a ver con malos ojos publicitar en dicha red debido a que la concentración se empieza a desviar en los ‘trolls’ y su contenido de odio. Para contrarrestar esto, Facebook ha invertido mucho dinero en su área legal y de tecnología para crear políticas y algoritmos que le permita controlar los mensajes de odio casi en su totalidad.

La red informa que su tasa de detección proactiva de discursos de incitación al odio aumentó del 89% al 95%. A su vez, la cantidad de contenido sobre el que tomaron medidas pasó de 9,6 millones en el primer trimestre a 22,5 millones en el segundo.

Entre otros datos, Facebook ha anunciado también la actualización de su política relacionada con la incitación al odio implícita, que amplía con nuevas reglas que prohíben el contenido que muestra «blackface» (forma de maquillaje usada por personas de diferente etnia para interpretar a personajes negros) y los estereotipos que sugieren que los judíos controlan el mundo.

Según el post publicado en su blog oficial, Facebook recalca que desde octubre de 2019 han eliminado 23 organizaciones prohibidas diferentes, más de la mitad de las cuales apoyaban la supremacía blanca.

“Queremos que las personas confíen en que las cifras que informamos sobre contenido dañino son precisas, por lo que nos someteremos a una auditoría independiente de terceros, a partir de 2021, para validar las cifras que publicamos en nuestro Informe de cumplimiento de normas comunitarias”, asegura Guy Rosen, VP de Facebook.