Hablemos un poco sobre asuntos corporativos

66

Para conocer cuál fue el proceso para llegar a la incorporación de los asuntos corporativos dentro de la actividad empresarial, es importante conocer el origen de esta función y posteriormente, definir su rol a desempeñar en una organización.

La aparición de este concepto se encuentra en las relaciones públicas, lo que conocemos como el cuidado de los vínculos con los medios de comunicación y grupos relevantes para toda empresa. Luego, por nuevas responsabilidades de comunicación a nivel social, digital, financiero, cuestiones de relacionamiento, reputación corporativa, entre otros; es que la función integral ha pasado a llamarse Asuntos Corporativos, buscando dar cuenta de su relevancia estratégica.

Ahora bien, una adecuada gestión sobre lo comentado nos ayudará a saber qué se dice de nosotros y cómo podemos aportar con comunicación a los requerimientos del entorno. A continuación, las principales tareas.

  1. Diseño de la estrategia de relacionamiento con stakeholders, que se desprende de la estrategia de negocios y se elabora de manera articulada.
  2. Definición del discurso corporativo referido a la empresa y a su sector.
  3. Identificación de mensajes clave y desarrollo de un consolidado para ser fuente de consulta de las distintas acciones de comunicación de la empresa.
  4. Relacionamiento y monitoreo de grupos relacionados con la elaboración de políticas públicas respecto de la empresa y su sector productivo.
  5. Gestión de una buena reputación, a partir de la experiencia, mensajes institucionales y una conversación frecuente con los medios en todas sus versiones.
¡También te puede interesar!  Boletín Bimestral n°47

Cabe destacar que, los asuntos corporativos pueden abarcar otras funciones de carácter estratégico, dado que constantemente implica un trabajo en red. En el presente texto hemos desarrollado algunas ideas, que sin duda se sitúan y se integran al negocio de la mejor manera.

Artículos similares: