La conexión emocional con las marcas

1711

“La gente no compra lo que uno hace, compra el por qué uno lo hace” Simon Sinek

Simon Sinek es un escritor, coach y motivador inglés que saltó a la fama por su concepto “el círculo dorado” o “the golden circle”, el cual plantea que el orden correcto para manejar un negocio, conectar con el consumidor o liderar un equipo, debe empezar dando a conocer el por qué, luego dar a entender el cómo y finalmente mostrar el qué.

Este concepto fue presentado por Sinek en su primer Ted Talk hace casi una década. Hoy en día esta conferencia cuenta con más de 40 millones de vistas, ha sido subtitulada en 47 idiomas y está ubicada en el ranking de las 25 más vistas en la plataforma digital.

Esta teoría manifiesta que ya no compramos productos sino que compramos el por qué se hacen. Hoy en día buscamos experiencias que van más allá de un producto. Si bien la calidad y precio son sumamente importantes, eso no es determinante al momento de comprar. No podemos olvidar que las emociones influyen muchísimo en nuestras decisiones.

Según un estudio de customer thermometer, más del 65% de los encuestados afirma tener una conexión emocional con una marca; las respuestas más resaltantes fueron las siguientes: “se preocupan por mí, por el mundo, me entienden, son como yo, me hacen sentir especial”.

¡También te puede interesar!  La reacción en Twitter ante la catástrofe del Amazonas

Somos más receptivos cuando los mensajes conectan con nuestras emociones y pasiones. Para lograr esto muchas empresas buscan acercarse a sus consumidores aplicando diversas estrategias, entre ellas, la teoría de Sinek.

Para comprender el círculo dorado de Sinek hay que imaginar un gran círculo con tres círculos internos, cada uno haciendo una pregunta (qué, cómo y por qué).

Qué: Es el más fácil de responder e identificar. Todas las empresas saben lo que hacen y pueden explicar los productos que venden o servicios que ofrecen.

Cómo: La compañía explica cómo sus servicios o productos son mejores, el elemento diferencial o la propuesta innovadora.

Por qué: Se trata del propósito, el valor, motivo o existencia. Encontrar la respuesta al por qué puede llegar a lograr un vínculo “especial” con el consumidor.

El círculo Dorado pone estos tres conceptos en el orden correcto. Cada acción y mensaje debe empezar con “por qué” para inspirar y llegar a los demás. Ponerlo en práctica es fundamental para posicionarse como referentes y alcanzar el liderazgo.

“Si uno habla de corazón de sus creencias, atraerá a los que creen lo mismo” Simon Sinek

Hoy en día muchísimas empresas lo aplican en sus planes, lanzamientos o estrategias, esto se debe a que el interés de los clientes o consumidores va más allá de lo que hacen, venden o fabrican, es decir, compramos lo que hay detrás del producto; una historia, un sentimiento. Esta teoría manifiesta que somos leales a las marcas, organizaciones y personas con las que nos conectamos a nivel emocional. Ese vínculo genera lealtad, confianza y nos convierte en voceros orgánicos de las marcas.

¡También te puede interesar!  El mundo de los unboxings

Fuentes: ABC. Customer thermometer, inc.

Artículos similares: