La importancia de la ética en el uso de la tecnología

Por Alvaro Barclay | Supervisor de cuentas | abarclay@metricacomunicacion.com

La tecnología siempre ha deslumbrado a la humanidad. Ha representado un antes y un después en su historia. Al punto de que hoy en día el celular funciona como un órgano de nuestro cuerpo y el Internet es como el aire que respiramos. Ya no hay excusas para no estar conectado, no saber, no adaptarse. La competencia no da tregua y la resiliencia es una necesidad.

Tecnologías que antes eran una ficción propia de películas o series futuristas, hoy son una realidad (o se acercan a serlo). Es, por ejemplo, el caso de Robotina, la sirvienta robótica de los Supersónicos; que ha llegado a nuestros días en la forma de ‘aspiradoras inteligentes’ o, también llamadas, ‘aspiradoras robot’. O de Samantha, la encantadora (y deseable) mujer de la que se enamora Theodore Twombly en la película Her. Un personaje que no vendría al caso si no hubiera sido un producto creado a través de inteligencia artificial, una tecnología que hoy se encuentra en boca de todos.

Parece increíble escribir estas líneas, pero es real… Las profecías de Orwell en 1984 se cumplieron gracias a que a través de las redes sociales podemos enterarnos de qué hacen las personas (y en tiempo real, en el caso de algunas). Una cultura del selfie que el filósofo Byung Chul Han ha definido como la ‘sociedad pornográfica’.

Pero no todo es caos. La tecnología también nos permite agilizar los procesos y mejorar la productividad. Una carta ha sido reemplazada por un mail. La máquina de escribir, por la computadora. Los voluminosos estudios de diseño hoy están contenidos en un pequeño grupo de programas, como  illustrator, InDesign, y, para diseños más genéricos: Canva.

La lista es interminable. Sin embargo, es necesario que este desarrollo tecnológico se promueva desde una perspectiva ética. ¿A qué me refiero con esto? El ser humano es una especie que por su propia naturaleza necesita del contacto físico y la estimulación intelectual. Automatizar procesos y aislarnos nos puede llevar al abismo. No en vano la pandemia nos mostró una realidad cruda, la cual muchas personas no han podido superar aún, arrastrando problemas de salud mental serios a causa de la sobrexposición a una pantalla y la falta de contacto con el mundo real.

Por ello, construir un mundo mejor considero que va de la mano con evitar que la tecnología sea más que nosotros. Y poner los límites es fundamental. Darnos el tiempo de revisar textos en papel, escuchar música sin distracciones, disfrutar de un paseo sin estar mirando el celular, tener una buena conversación frente a frente; son costumbres que no se deben perder porque ello sería precisamente deshumanizarnos y, potencialmente, acercamos al fin de la vida humana.

Un buen ejemplo sobre lo comentado es lo que ocurrió recientemente en Suecia. Dicho país ha retrocedido en el uso de tablets en las escuelas debido a la disminución del rendimiento académico. Ha podido comprobar a través de la ciencia que estas tecnologías impiden un adecuado desarrollo cognitivo en el estudiante y le generan una serie de problemas colaterales como ansiedad, mala calidad de sueño y problemas de salud mental. En su defecto, han reemplazo la tablet por el papel.

La generación Alfa, nacida desde el año 2010 en adelante, no puede escapar a la tecnología, sin duda. Es más, resulta necesaria en su aprendizaje con la finalidad de que pueda estar preparada para vivir en el mundo actual. No obstante, lo ocurrido en Suecia –no en vano es una potencia educativa– creo que se podría extender a la humanidad en general y demostrarnos la importancia de darle su lugar a la tecnología estableciendo límites. Una necesidad que va de la mano con no perder algunas buenas costumbres del siglo pasado.

Alvaro Barclay

Supervisor de cuentas | abarclay@metricacomunicacion.com

28 Artículos

Por Pablo Cateriano Llosa

Director General de Métrica

Recibe todas las entradas

    Categorias

    Relaciones públicas

    Marketing Digital

    Consultoría

    12 junio, 2023

    Google Looker Studio: optimiza tus datos de forma más ágil y dinámica.

    26 marzo, 2021

    Nuevos descubrimientos sobre los agujeros negros