La importancia de saber ver y escuchar en el trabajo remoto

29

Desde que comenzó la pandemia hace más de un año, todos hemos tenido que adaptarnos a “la nueva normalidad” en muchos aspectos de nuestra vida. En el ámbito laboral, las típicas reuniones presenciales en ambientes cerrados pasaron a llevarse a cabo mediante plataformas como Zoom, Google Meets o Microsoft Teams.

Sin embargo, aun y cuando hoy nuestro día a día sea mantener reuniones por estas vías e incluso concatenar una tras otra (pues ya no existe la ‘excusa’ de demorar en ir a otras oficinas por el tráfico), es importante utilizar estas y otras herramientas que estén a nuestro alcance para saber ver y escuchar a quienes están del otro lado de la pantalla.

Se ha acostumbrado en muchas ocasiones a tener las cámaras apagadas durante reuniones, pero es importante poder ver al resto de los asistentes pues de este modo podrás notar sus reacciones, si es que se encuentran de buen estado de ánimo, y poder llevar el curso de la conversación hacia un camino más cómodo y agradable. E incluso se puede saber si es que alguno de tus colaboradores está pasando por algún problema de salud. De este modo, se pueden tomar ciertas acciones, como ofrecerle algún descanso para que recupere fuerzas o preguntarle cómo está.

El hecho que un empleador se preocupe por la integridad de sus colaboradores, le da a estos últimos una sensación de bienestar y de sentirse valorados, no solo por su trabajo sino como persona. Hace poco una importante empresa de ropa deportiva detectó que varios de sus empleados se sentían desgastados por el trabajo en tiempos de pandemia, y se tomó la decisión de darles un descanso por algunos días. “Tómate el tiempo para relajarte, desestresarte y pasar tiempo con tus seres queridos. No trabajes”, dijo uno de sus gerentes.

¡También te puede interesar!  Tips para llenar tu día de buena vibra y mejorar tu rendimiento

Y es que, como lo comentamos en un artículo anterior, con el trabajo remoto nuestro hogar que antes era nuestro escape del estrés al descanso, se ha convertido ahora en nuestra zona de trabajo y de acumulación de desgaste y fatiga. Es importante mantener una comunicación entre compañeros, colaboradores, equipos de trabajo, no solo para temas laborales, sino para entender cómo les va ahora en esta nueva normalidad, algo que debería tomar mayor importancia en las empresas ya que no se tiene el mismo contacto presencial que se tenía antes.

Procuremos que nuestras reuniones sean con cámara encendida. Estar atentos a todos los detalles. Si en caso vemos o escuchamos algo que nos llame la atención, no está de más escribir por privado a esa persona y preguntarle cómo está. Y aunque no quiera contar o comentar al respecto, al menos que sienta que en ti puede tener a alguien en quien apoyarse al menos moralmente si en algún momento lo requiere. Eso puede darle en cierto modo su escape al estrés, a la fatiga. Poder desahogar conversando.

Artículos similares: