Lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas

245

Hace unas semanas y después de bastante tiempo, tuve la oportunidad de tomar vacaciones por un mes y viajar por diversas ciudades de Estados Unidos con mi pareja.
Quizá no sea un destino que todos elegirían para pasar todo un mes de vacaciones, pero si entraste a leer este artículo, comprenderás que había una gran expectativa con una ciudad en particular, y además, con los otros lugares que conocí y personas a las que extrañaba muchísimo, pero para fines de este texto me centraré en este llamativo y particular destino.

Esta famosísima ciudad, Las Vegas, la escogimos sin deliberar mucho. La había visto en diversas películas, series e incluso esta célebre frase -que he colocado como titular y que desde pequeña conocía pero no entendía- automáticamente me hizo decir: ¡Vamos!
Es así que en un dos por tres, ya teníamos el pasaje en mano y estábamos listos para la diversión -además rápidamente se sumaron integrantes a este viaje, que lo hicieron aún más entretenido- y la verdad que no nos equivocamos.

Esta ciudad vende libertad, fiesta, espectáculos, entre otros; y lo cierto es que tiene muchísimos atractivos para visitar, y algunos como en todo lugar que no son tan conocidos.
Desde un restaurante con temática de hospital, donde te castigan si no acabas tu comida hasta shows y hoteles enormes -literalmente- con casinos por doquier.
¿Pero cómo nació esta frase y qué hace que miles de personas, así como yo, estén dispuestas a viajar a Las Vegas?

¡También te puede interesar!  5 estrategias de crecimiento innovadoras utilizadas por LinkedIn, Twitter, Airbnb, Paypal y más

La respuesta es la gigantesca campaña de turismo que hizo Las Vegas a lo largo de los años -cerca de 20 en realidad-; y aunque en el 2020 se haya decidido cambiar el slogan por «Lo que pasa aquí, solo sucede aquí», ciertamente la frase sigue rindiendo homenaje a esta divertida ciudad, solo que desde una perspectiva diferente, ya que hoy en día diversas convenciones se llevan a cabo allí.

Debo admitir que ha sido una ciudad que me capturó, la cantidad de luces neón, publicidad, señaléticas y la gran presencia de marcas por doquier, me impactó desde el día uno, pero ahora, si te preguntas exactamente qué hice esos 5 días en Las Vegas, comprenderás que aún puedo usar aquella frase con la que empecé este corto pero entretenido artículo ¿verdad?

Artículos similares: