¿Por qué debemos valorar las críticas?

194

A nadie le gusta recibir críticas. A menudo identificamos como una amenaza a quienes nos hacen un comentario ‘negativo’. En el área laboral, también puede ser difícil escuchar la opinión de tu jefe y/o compañeros de trabajo acerca de tu desempeño. Sin embargo, hemos subestimado el poder que estas tienen para desarrollar nuestro potencial, en cualquier ámbito de nuestra vida.

La perspectiva es importante para tener una visión real de cómo son las cosas y para ello son necesarias las opiniones de los demás. Es a través de otros que podemos identificar los puntos ciegos, aquello que no vemos, y esto, en consecuencia, nos permite mejorar.

Según el escritor, conferenciante y asesor, Justin Bariso, entender los comentarios negativos como una oportunidad de aprender puede servirte para:

  • Confirmar la validez de lo que piensas y prepararte para una posible crítica similar en el futuro.
  • Formular mejor lo que dices para que pueda llegarles a quienes tienen puntos de vista distintos del tuyo.
  • Definir con más precisión a quién va dirigido tu mensaje.
  • Cambiarlo y adaptarlo cuando sea necesario.

Por supuesto que esto es más fácil de decir que de hacer, especialmente cuando estamos ante críticas negativas, feroces o desacertadas. Para ello, propongo enfocarnos en responder las siguientes preguntas:

  • Dejando los sentimientos a un lado, ¿qué puedo aprender de este otro punto de vista?
  • ¿Cómo puedo usar estos comentarios para mejorar?
¡También te puede interesar!  Hablemos un poco sobre asuntos corporativos

No se trata de invalidar nuestras emociones, sino de poner toda esa energía al servicio de tu propio aprendizaje y crecimiento. Esto también aplica para las grandes organizaciones. Qué mejor manera de demostrar pasión por la excelencia que fomentando espacios para recibir feedback, no solo de sus clientes, sino también de sus propios colaboradores, proveedores y demás públicos de interés.

Toda opinión o crítica, incluso aquellas que no se expresan en el tono ideal, son una oportunidad de descubrir algo valioso, de mejorar. Es un regalo que nos permite crecer como sociedad, como organización, como profesionales, como personas.

Artículos similares: