fbpx
Cómo las actitudes de la protagonista de la última novela que leí se relacionan con mi trabajo

Quisiera comentar esta vez sobre la última novela que leí: Los Enamoramientos (Alfaguara, 2011) del brillante escritor español Javier Marías. Curiosamente, el título fue lo que más me llamó la atención en un principio y lo que me motivó a leerla, sin embargo, conforme fui avanzando en sus páginas me encontré con una trama sórdida que está más cerca del thriller que de la historia de amor romántica.

La novela es narrada en primera persona desde la perspectiva de María Dolz, una joven amante de las letras que, al inicio del relato, tiene por costumbre asistir a un café por las mañanas antes de su jornada laboral en una editorial. Su obsesión por frecuentar dicho cafetín de barrio religiosamente cada mañana no radica en la calidad del café, sino en que coincide diariamente con una pareja de esposos que, sin conocerlos, únicamente observándolos desde una distancia prudente, le transmiten una sensación de paz inigualable que la hacen reconciliarse con la vida, dándole una esperanza y fuerzas para enfrentar luego la carga laboral. Para ella, no es una simple pareja de esposos, ellos son la representación del amor perfecto, de la relación soñada a la que a ella la vida le fue esquiva. Haciendo uso de su gran capacidad para observar y conjeturar historias, así como de su paciencia muy bien entrenada, María arma un rompecabezas imaginario del romance entre estas dos personas llamadas Miguel Desvern (o Deverne) y Luisa Alday.

La historia de amor se torna sombría cuando Desverne, el marido amoroso al que ella observaba con devoción cada mañana, es asesinado en circunstancias extrañas: acuchillado el día de su cumpleaños por un cuidador de autos con el que en apariencia no tenía ni la más remota relación. A partir de dicho hecho adverso es que se activa la trama de una historia que se hace muy profunda en cuestiones relacionadas a la condición humana.

Como bien sabemos, cada hombre y cada mujer es un mundo lleno de incoherencias, de sentimientos encontrados ajenos a la lógica, de pasiones inconexas. Y en Los Enamoramientos se ponen a la luz todos esos sentimientos, confrontando, desde la aguda mirada de María (que sin duda vendría a ser el alter ego femenino del autor), temas tan diversos como el olvido, la muerte, el amor, las relaciones de pareja, la lealtad, la amistad y la culpa.

La prosa de Marías fortalece el poder de dichas reflexiones (por algo es uno de los favoritos para ganar el novel en los próximos años). Con un lenguaje accesible, el autor sorprende en cada página por la complejidad de su relato; la historia está llena de cavilaciones que ponen en pausa la historia por tres o cuatro páginas para profundizar en los pensamientos de la protagonista (muy inteligentes, por cierto).

La novela está muy lejos del típico best seller en donde podemos identificar fácilmente a los culpables e inocentes. En ella entendemos, conforme María va resolviendo las disyuntivas que se le van presentando en el camino, la mentalidad de un asesino y, relativizando un poco desde nuestra posición de lectores, podemos incluso amparar sus decisiones.

Asociando el contenido aprendido a través de esta obra con el trabajo de relaciones públicas, creo que no es muy jalado de los pelos pensar que la capacidad de observación, de escucha detenida, de prudencia al acercarnos al otro, de reflexión, que aplicaba María Dolz cuando se relacionaba en la historia son muy importante tenerlas presentes cuando le hacemos frente, por ejemplo, a un cliente. Mientras más podamos escuchar sus necesidades, sus aspiraciones, sus preocupaciones, estaremos más cerca de poder hacer un diagnóstico más preciso. Creo que así como María Dolz, “la joven prudente”, tal como la denominan en el libro, la que pensaba estratégicamente al momento de comunicarse, tenemos que relacionarnos en el día a día.

Me sorprende que pueda haberme llevado estas lecciones de la novela de Marías. Hasta donde uno menos espera se puede aprender algo.

Léanlo, se los recomiendo.

Suscríbete

Suscríbete al boletín y recibe nuestras exclusivas publicaciones.

Sin spam. Es una promesa.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: