fbpx
Día del Blogger: una profesión que requiere conocimientos, criterio y valentía

Los tiempos pasan y algunas profesiones se quedan atrás; otras aparecen y cobran fuerza. Los bloggers o blogueros pertenecen a este segundo grupo de profesiones que, poco a poco, van apoderándose de las plataformas virtuales. Para definir a los blogueros de una manera simple, vamos a hablar de individuos que crean, gestionan y mantienen activo un blog personal que es frecuentado por una comunidad de lectores. Pero, ¿dónde radica la grandeza del buen bloguero? ¿Cuál es la verdadera influencia que, un bloguero que se dedica a escribir con frecuencia en un portal que se actualiza en un orden cronológico invertido, tiene en la sociedad? En este artículo conmemorativo al día de estas valientes personas, que viven de su arte y su criterio, lo analizaremos.

Para saber realmente la influencia de un buen bloguero, es oportuno mencionar a Mario Lavandeira. A lo mejor ese nombre no te suena mucho, porque sus venenosos y atrevidos artículos publicados en su blog iban escritos bajo el pseudónimo de Pérez Hilton. El bloguero estadounidense llegó a ser uno de los hombres más odiados de Inglaterra y de otros países por sus noticias relacionadas al mundo del espectáculo. Su éxito radicaba en hundir a cualquier celebridad que se le pusiera en frente, sin ningún tipo de miedo ni remordimiento. Fue nombrado tres veces como el bloguero más influyente del mundo por la revista Forbes.

El párrafo anterior sirvió para demostrar la segunda interrogante señalada en el primer párrafo. La influencia de un bloguero es real y tiene repercusiones concretas en la vida de las personas. Pero el ejemplo no es necesariamente el mejor, moralmente hablando. La forma maquiavélica, egoísta, egocéntrica y sensacionalista de Lavandeira no reflejan los correctos valores de una sociedad, como sí lo hace el blog Treehugger. Cada mes; 1,8 millones de personas visitan este portal verde dedicado al reciclaje. Esta iniciativa de un estudiante universitario, creció más de lo que el mismo se imaginaba y terminó en manos de Discovery Channel.

Como podemos ver, actualizar un blog es una profesión que no necesita de actividades complementarias para que sea rentable. Pero depende de cada bloguero la repercusión en la sociedad que pueda generar. Hoy celebramos al buen bloguero, al que reúne sus conocimientos y los comparte con la sociedad con la intención de lograr un cambio en ella. Al que sacrifica sus horas de sueño y el tiempo con su familia para tener una plataforma impecable, tanto en contenido como en diseño. Y, por último, hoy celebramos la libertad de expresión, que permite a estas personas dejar un legado sin censuras ni restricciones.

Suscríbete

Suscríbete al boletín y recibe nuestras exclusivas publicaciones.

Sin spam. Es una promesa.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: