fbpx
El miedo a comprar por Internet es cosa del pasado

Las responsabilidades nos consumen y muchas veces dejamos de lado las cosas que nos gustan por cumplir con las obligaciones del trabajo, el estudio o ambos a la vez. Una de las cosas que más me gustan son las compras –y cazar ofertas- pero no me puedo dar el tiempo de pasear por las tiendas, menos aún si sumo las horas en el tráfico. ¿Dónde encontré mi solución? Compras online.

Si hay algo que le agradezco de corazón a la tecnología es que puedo encontrar todo lo que quiero desde cualquier lugar y sin pasar horas atascada en la típica congestión vehicular limeña, sobre todo en verano. Aunque para mí sea una solución increíble, puede que para otros no. Si eres un ‘millennial’ probablemente no tengas ningún problema en afiliar tu tarjeta a páginas de tiendas por departamento o compras en el extranjero; sin embargo, si eres un ‘baby boomer’, confiar tus tarjetas a una página web puede convertirse en todo un reto.

Actualmente, la mayoría de las empresas tienen una opción de compra o pago online, pero entrar al mundo de las transacciones online puede ser difícil al principio, ya que para varios aún es un medio desconocido.

Para poder aprovechar de los beneficios de los pagos online –donde probablemente encontrarás más opciones de productos, servicios y descuentos que en las tiendas físicas-, te recomiendo comenzar con una tarjeta de débito que utilices solo para este tipo de transacciones, así podrás poco a poco insertarte al mundo digital. ¡Tan solo imagina cuanto tiempo de colas ahorrarías!

Suscríbete

Suscríbete al boletín y recibe nuestras exclusivas publicaciones.

Sin spam. Es una promesa.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: