fbpx
En Perú hay talento para el arte… y la producción

Luego de ver la inauguración y la clausura de los Juegos Panamericanos Lima 2019, me queda claro que en Perú sobra el talento para hacer presentaciones de primer nivel. Más de 70 países estuvieron conectados en vivo en ambas ceremonias y el Twitter colapsó con buenos comentarios acerca lo que se había visto en Lima. Sin duda, fueron ceremonias que marcaron un precedente de acá al futuro. 

Perú es un país con costumbres milenarias y danzas hermosas. Gracias a Lucho Quequezana, director artístico del evento, se pudo mostrar a gran parte del mundo que nuestra cultura es única. La inauguración fue impactante, y la ceremonia de clausura fue emocionante con un fin de fiesta realizado por Gianmarco. El talento se mostró y no hay que envidiarle a nadie. 

Pero más allá de las puestas en escena, también se demostró que el Perú tiene talento para la organización y producción. En la inauguración se vio una impactante figura del nevado Pariacaca. Con un juego de luces y coordinación de cientos de personas, el resultado fue perfecto. Coronando con un fin de fiesta de Luis Fonsi, y un sonido digno de los mejores lugares del mundo para que la voz de Juan Diego Florez se pueda escuchar en toda su magnitud. 50,000 personas en el estadio salieron emocionados, y más de 200 millones de personas desde su televisor a lo largo del continente y el mundo. 

Para la ceremonia de clausura se temía por un gran grupo no poder superar lo impactante que fue la inauguración. Un reto en el que todo el equipo de producción de los Juegos Panamericanos Lima 2019 se veía envuelto. Acá es donde quiero dar mi más sincera felicitación a todo el equipo artístico y organizativo. Lucho Quequezana llamó a la ceremonia como “Adiós Lima” y la verdad es que salió espectacular. Danzas típicas, color, costumbres y una posta a la gente chilena para que puedan hacer un prólogo de los que serán los próximos juegos. Todo muy exacto. 

Y tras algunas críticas de mucha fanaticada por no haber visto a Gianmarco en la inauguración, el artista peruano fue la sorpresa para la clausura. Un show de aproximadamente 10 minutos hizo que todo el estadio se parara y cantara a todo pulmón. Un juego de cámaras, y toda su banda teniendo protagonismo en diversos momentos. Tanto el sonido como las luces en este momento fueron precisos. 

Con los juegos oficialmente acabados, me quedo con la excelente organización y producción del equipo encargado. En las dos ceremonias más complicadas, le mostramos al mundo de qué somos capaces. Y eso que solo he hablado del inicio y el fin. Durante la competencia hubo más de 12,000 voluntarios y un equipo de expertos para que los eventos deportivos se puedan hacer a la perfección. 

Gracias Lima 2019 por enseñarle al país que nosotros también podemos. 

Suscríbete

Suscríbete al boletín y recibe nuestras exclusivas publicaciones.

Sin spam. Es una promesa.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: