fbpx
Caso SIDERPERU: Fundición de armas incautadas convertidas en espacios recreativos en Chimbote, alianza con Sucamec.

Siderperu representa un ícono histórico en Chimbote, es más, el lema oficial de la ciudad es “Capital de la pesca y el acero”. Existen muy pocos chimbotanos que no tengan relación con la empresa, dada su larga historia (más de 60 años) y la envergadura de su operación, que siempre ha generado progreso y trabajo para la población.

Hace más de 10 años, Siderperu fue privatizada tras la compra por la empresa brasileña Gerdau, líder en la fabricación de aceros largos en América; sin embargo, uno de los principales objetivos siempre ha sido que Siderperu no pierda esa enorme conexión con la población Chimbotana.

La responsabilidad social es un gran pilar para Siderperu, que ya cuenta con más de 10 programas que desarrolla de manera continua, invirtiendo más de USD 500 mil anualmente y benefician a miles de chimbotanos. Sin embargo, la empresa siempre está abierta a seguir cooperando con el desarrollo de la sociedad.

En este sentido, y bajo la búsqueda de alianzas estratégicas que permitan maximizar su llegada al pueblo chimbotano, y conscientes de la problemática nacional, se logró una alianza estratégica entre Siderperu y la SUCAMEC (Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil), cuya función es decidir el destino final de las armas de uso civil incautadas.

Dicha alianza, que se inició en el 2015, consiste en que Siderperu se compromete a fundir las armas que la SUCAMEC decomisa en sus intervenciones. Es así, que entre el 2015 y el 2016 se fundieron cerca de 13 mil armas (entre escopetas,  revólveres, pistolas, carabinas y armas de fabricación artesanal, en su mayoría incautadas por la Policía Nacional del Perú en programas de requisas y actos delictivos).

Pero el compromiso de Siderperu hacia las mejoras sociales no quedó ahí, y con el acero obtenido de la fundición se construyó un parque de juegos infantiles y otra zona de mini gimnasios, los cuales vienen siendo aprovechados por el pueblo chimbotano.

Se trató de un hito en la historia del Perú, ya que, SUCAMEC destruyó 3,000 armas de fuego en la ciudad de Chimbote con el apoyo de la empresa privada por primera vez, ya que Siderperu ofreció las instalaciones de su fábrica para la fundición de las armas, en el marco del 9 de julio, Día Internacional de la Destrucción de Armas de Fuego, instituida por la ONU. En la segunda operación de fundieron 10,000 armas aproximadamente.

Además, estos actos de destrucción no tienen precedentes ya que la cantidad de armas destruidas es la mayor en la historia de las entidades de control de armas de uso civil en el Perú.

Nunca antes en el país, una empresa privada había colaborado con el Estado para eliminar tal cantidad de armas de fuego, y además, haya colaborado con el medio ambiente al reciclar estos metales. Por otro lado, este material reciclado fue utilizado de forma positiva con la elaboración de los dos espacios públicos y de sano esparcimiento.

Estrategia de comunicación.

La estrategia de comunicación se dividió en tres etapas.

Etapa 1. Para alcanzar una cobertura importante,  se invitó a las autoridades de Lima y Chimbote al evento. Asimismo, a la prensa local y a los corresponsales de los medios de difusión nacional en Chimbote.

Etapa 2: Se recibió a los medios, se les dio una charla sobre el proceso industrial de Siderperu para que sepan lo que sucedería con las armas y porqué este proyecto se relacionaba directamente con su giro de negocio. Además se les ofreció una charla de seguridad. SUCAMEC, como complemento, explicó de donde provenían estas armas, el proceso de incautación y resaltó la importancia de la destrucción de las mismas en beneficio de mejorar la inseguridad ciudadana.  Posteriormente, se guió a los medios al lugar donde ocurrió la fundición, un proceso muy atractivo visualmente. Finalmente, se ofreció una rueda de entrevistas, donde los medios pudieron recoger declaraciones de los asistentes y ahondar más en el tema de acuerdo al enfoque o corriente editorial de cada medio. Esta información se complementó con una nota de prensa y un material audiovisual con todas la toma relevantes.

Etapa 3. Esta etapa estuvo enfocada en destacar el resultado final de las fundiciones: las obras de uso público que se inauguraban en Chimbote a raíz del material fundido. En primer lugar, se convocó a prensa local y a un medio en exclusiva de Lima que viajó a Chimbote para cubrir el parque infantil.

Conclusión

Esta iniciativa refuerza la importancia de las alianzas estratégicas en las que trabajó Métrica Comunicación para Siderperu y es una muestra del alto impacto que se puede lograr. El cliente consideró como gran acierto que, a través del mismo giro de negocio de la empresa (siderurgia), se haya logrado transformar algo negativo (como las armas incautadas) en una gestión tan positiva como la re-utilización de este material residual en beneficio de los ciudadanos.

Este resultado se suma a los esfuerzos de la empresa por demostrar su compromiso con la sociedad y su apoyo a otras entidades que se encuentran trabajando en la misma línea, tal como lo hace SUCAMEC.

Métrica Comunicación resaltó como relevantes estas alianzas, donde se puede trabajar en búsqueda del beneficio mutuo, y que además se reflejen en un impacto positivo para la sociedad. Asimismo, se logró desarrollar una iniciativa que se encontraba en el marco de la gestión de responsabilidad social de la empresa.

Siderperu logró demostrar que se encuentra en pleno funcionamiento y se posicionó como una empresa que continúa trabajando en dos de sus pilares más importantes: responsabilidad social y cuidado del medio ambiente. Asimismo, se pudo demostrar el impacto positivo y tangible que resulta de su gestión, así como la clara intención de colaboración con el Estado para el beneficio de la comunidad.

 

 

Deja un comentario