fbpx
Haz tu parte y lo pegamos

El año pasado conocí Google For Education a través de amigos del Colegio De La Inmaculada – Jesuitas, institución educativa que permite aprender a través de su plataforma para la educación (G Suite for education). Milagros Ormachea y Roberto Gutiérrez, líderes del proyecto, han armado un equipo de profesores de primera trabajando para insertar recursos tecnológicos en las aulas.

Esta tecnología ha llegado al sector educativo difundiéndose en el mundo como reguero de pólvora, y consiste en el uso de computadoras, táblets y móviles usando herramientas en línea para fomentar la colaboración y cooperación entre los alumnos. Tuve la oportunidad de usar las herramientas de Google como Classroom, Sheets, Docs, y otras como Kahoot, en mi clase de creatividad digital y el impacto fue enorme.

Uno de los problemas más serios en las empresas es que no se sabe trabajar en equipo, y esto se da por una clara carencia de aprendizaje en los colegios. La cultura de haz tu parte y luego la pegamos genera toda una serie de ineficiencias y vacíos de conocimiento. Presentaciones que parecen un collage en vez de una historia, exposiciones que se paran en la segunda diapositiva porque no se entendió lo que se tenía que hacer, jalados porque el usb falló solo son algunos de los problemas que luego se vuelven reales en las empresas.

Conversando con el gerente de recursos humanos de Sodexho en Chile, le comentaba que tener presentaciones que se pueden revisar y editar en tiempo real por varias personas está revolucionando la manera en que trabajamos en equipo. Me daba la razón y me comentaba que para él, manejar proyectos colaborativamente era un paso complicado dentro de su empresa pero necesario. Lo interesante es que es casi seguro todos sus trabajadores menores de 25 años ya lo hacen.

El gerente solicita un informe a la jefa de planeamiento para ser presentado en una semana. Ella solicita la información a los responsables de las diferentes áreas y espera. Algunos envían  información necesaria en el tiempo previsto, otros envían información errónea y otros no responden. Se hace el seguimiento y la jefa empieza a trabajar la información con sus analistas, se revisa y se corrige por separado. Pasa la semana y el día de la presentación llega la jefa de planeamiento orgullosa con su informe, empieza la exposición y en el primer cuadro, el gerente la interrumpe porque el cuadro no está como lo trabajan ellos. Le dice tiene que ser como el informe que hacía el anterior jefe de planeamiento, que la jefa había reemplazado hace seis meses. Documento que ahora ella tendrá que buscar entre los archivos de su antecesor perdiendo más tiempo.

¿Cuánto tiempo se hubiese ganado si la información estaba en un documento compartido? Creemos que mucho y así se hubiese tenido más tiempo para desarrollar insights sobre la información con sus analistas.

Ya es momento de dejar de sufrir por el word que no se guardó, el usb que se malogró o el archivo que se perdió. Aprendamos de los colegios y comencemos a trabajar en tiempo real.

Suscríbete

Suscríbete al boletín y recibe nuestras exclusivas publicaciones.

Sin spam. Es una promesa.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: