fbpx
      

Informe político – económico N° 35

Informe político – económico N° 35

Lo que pasó

El suicidio del expresidente Alan García ha sido, claramente, uno de los momentos más dramáticos en la historia política del país. El impacto es innegable, y, según lo manifiesta en su carta de despedida, esta había sido previsto por el malogrado político: “Le dejo (…) mi cadáver como una muestra de mi desprecio hacia mis adversarios porque ya cumplí la misión que me impuse”.

Y fuera del drama, las esperadas declaraciones de Jorge Barata, exjefe máximo de Odebrecht en el Perú, ha confirmado el extenso apoyo que la empresa brindaba a través de la Caja 2, destinada a operaciones irregulares, a los partidos políticos y candidatos presidenciales.

Sus revelaciones muestran un manejo pintoresco de la política en el más alto nivel, como la frase que le habría soltado Alejandro Toledo: “¿oiga Barata, paga carajo!”, o al describir a Luis Nava y Miguel Atala (quienes recibieron las coimas de Odebrecht) como los Maiman de Alan García.

La semana pasada ha confirmado la utilidad y necesidad del acuerdo entre las autoridades peruanas y la empresa Odebrecth. Aún falta conocer el total alcance de las intrincadas y turbias relaciones que estableció dicha empresa con autoridades al más alto nivel, pero nada como la confirmación de los destapes que se iniciaron hace casi tres años para que la población apele a un mayor escrutinio al momento de elegir en las votaciones generales.

Esta densa coyuntura le ha dado un aparente respiro al Ejecutivo, aunque si se analiza mejor la situación, parece que existe más desorientación que certezas. El presidente Martín Vizcarra, con la voluntad popular, manifiesta en las encuestas, alejando su favor, pidió, en mensaje a la Nación, que el Ministerio Público y el Poder Judicial reevalúen el recurso de la prisión preventiva, la cual, dijo, debería ser una medida extraordinaria y no la regla. Las demandas de evitar interferencias entre los poderes de Estado no se hicieron esperar.

Otro factor que muestra el camino que se podría seguir en la relación Estado población en los dos años y meses que falta para que termine el actual gobierno es el manejo de los reclamos de la población de Fuerabamba.  El propio premier anunció un acuerdo que, en realidad, no era tal, y han seguido cediendo sin que se llegue a un compromiso 100% con la comunidad. Otras comunidades con presencia en la zona de influencia de operaciones extractivas podrían tomar medidas similares en los próximos meses.

En el ámbito municipal, como se comentó previamente, la proactividad de la comuna de La Victoria ha animado a otros municipios a iniciar trabajos en favor de la formalización y orden en sus distritos. Así por ejemplo, la Municipalidad de Lima ha iniciado el reordenamiento de la zona de Mesa Redonda, que enfrentó un incendio que felizmente no contó con víctimas mortales. Si bien existe un costo inicial no deleznable (se ha bloqueado la zona por un mes), la medida es necesaria.

Hoy

Un hecho que demuestra, como ningún otro, la debilidad del Ejecutivo, y por el que no debería haber atravesando dada la reciente conformación del gabinete Del Solar es, precisamente, la dificultad para encontrar ministros que reemplacen a los renunciados Carlos Bruce y Edmer Trujillo. Su partida se realizó antes de Semana Santa y se tomaron doce días hasta conocerse a sus sucesores. Más allá de posibles rumores sobre invitaciones, lo que resulta claro y evidente es que al Ejecutivo le resultó titánica la tarea de encontrar a los reemplazantes. Al final, Transportes recayó en María Jara Risco y la de Vivienda  en Miguel Estrada Mendoza.

El gabinete Del Solar destacó, inicialmente, la paridad de género como un atributo, y ahora, con Jara en lugar de Edmer Trujillo, se tiene al primer gabinete mayoritariamente femenino.

Jara Risco es abogada, fue directora general de Transporte Terrestre durante la gestión del presidente Martín Vizcarra, y antes dirigió la Superintendencia Nacional de Transporte Terrestre. Asimismo, se desempeñó como gerente de Transporte Urbano de la Municipalidad de Lima en la gestión de Susana Villarán.

Miguel Estrada, mientras tanto, es ingeniero civil, y se venía desempeñando como presidente del Servicio Nacional de Capacitación para la Industria de la Construcción (Sencico). Además, ha sido profesor y, según informaron los medios, cuenta con más de 30 publicaciones académicas sobre su área de trabajo.

Lo que vendrá

La lucha contra la corrupción parece encontrarse en una ruta clara. Se espera que en el corto plazo se conozcan la medidas que permitan avanzar en juicios y presiones efectivas, más allá de las preliminares o preventivas.

En el aspecto político, los próximos meses serán cruciales para partidos como el Apra, que deberá decidir, pronto, cuál es el mejor camino para recomponerse e intentar superar la valla electoral en las próximas elecciones, y como Fuerza Popular, principalmente en el Congreso, donde lo más probable es que pierdan la Mesa Directiva del Congreso, aunque en la práctica los representantes elegidos el año pasado se han alejado en distinta magnitud, con Daniel Salaverry como el caso más extremo (inclusive ha aseverado que le preocupa que la Mesa Directiva recaiga en manos de Fuerza Popular).

Cercano a cerrar el primer semestre, es necesario que en mayo ya comience a verse avances en la ejecución del gasto público, tanto en los gobiernos regionales como en los municipales. La norma que impide la reelección de estas autoridades ha mostrado tener un costo económico colateral relevante, que debe ser abordado pensando en los próximos procesos.

Suscríbete

Suscríbete al boletín y recibe nuestras exclusivas publicaciones.

Sin spam. Es una promesa.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: