fbpx
La constancia, el mayor reto para un Influencer

Quien no ha escuchado hoy en día la palabra influencer. Partamos del qué es y de qué se trata este concepto. Según muchas definiciones observadas, me quedo con la siguiente. Un influencer es una persona que cuenta con cierta credibilidad sobre un tema concreto, y por su presencia e influencia en redes sociales puede llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca.”

Dado esto, no es un misterio decir que las redes sociales en donde los influencers han tenido más éxito son Youtube e Instagram. Estas son las plataformas por excelencia en donde escuchamos el término, creador de contenido.

Si uno se quiere iniciar en el mundo de las redes, para que posteriormente los llamen de marcas para trabajar, y en consecuencia poder vivir de eso, hay ciertos requisitos indispensables que uno debe considerar. Sin duda, hay uno que es el primordial para salir adelante. Hablamos de la constancia.

Aunque suene duro decirlo, sentir la primera motivación al intentar ejercer un proyecto nuevo en las redes sociales es completamente normal. En dicha etapa intentas subir la mayor cantidad de contenido y no quedarte en eso. Esto es un ciclo que probablemente dure de 2 semanas a 1 mes. El reto viene después.

Lo que sucede normalmente es que la primera motivación viene en compañía con el aumento en la cantidad de seguidores, likes, comentarios, y gente viendo y respondiendo tus historias. Pero, poco a poco después esa llama tan bonita se va apagando.

¿Cómo seguir adelante?

Esta es una pregunta que suelen hacerse las personas que quieren ser influencers al primer mes. Y sinceramente, poca motivación existe para hacerlo. Lo que sí les puedo decir es que hay una respuesta y solución para todo. Esta tiene que ver con la mano de los algoritmos de las redes mezclado de tu constancia. Los influencers tienden a tener un blog de determinado tema. En un inicio, creces con amigos que no necesariamente tienen interés en el tema de tu blog. Dado eso, te empiezan a dejar de seguir. Pero no te preocupes, es un proceso normal. Lo importante es que la misma red se empiece a alinear a tu contenido y se lo muestre a personas que realmente les pueda interesar.

Esto es un ciclo. No tiene un tiempo exacto definido, pero puede durar hasta los 4 meses. Si sigues siendo constante en ese tiempo, las personas interesadas en los temas de tu blog irán llegando de manera orgánica sin que te lo esperes. Así, uno empezará a crecer y poder autosatisfacerse con el proyecto. Así que ya lo sabes, el reto está en ser constante y no rendirte. Te lo dice alguien que lo sufrió en carne propia.

Suscríbete

Suscríbete al boletín y recibe nuestras exclusivas publicaciones.

Sin spam. Es una promesa.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: