fbpx
Los “Foodie Bloggers” en el Perú

Hace más de diez años que el Perú vive un boom gastronómico, que disfrutamos no solo los peruanos sino también – y especialmente – los extranjeros. Según la Cámara Nacional de Turismo, entre 70,000 y 80,000 extranjeros visitan anualmente el Perú exclusivamente para disfrutar de nuestra gastronomía peruana, y gastan más de US$ 1,000 solo en restaurantes durante una estadía de más o menos cuatro días. El 82% de turistas extranjeros que visitan nuestro país lo consideran como un destino gastronómico.

Los restaurantes se han convertido prácticamente en nuevos templos religiosos, donde le rendimos homenaje a los mejores y más tradicionales potajes que ofrece nuestra mesa. Pero no nos hemos quedado en eso: hemos aprendido a saborear nuestra comida a través de un Smartphone. En efecto, las redes sociales, de la mano de los “Foddie Bloggers”, se han convertido hoy en la nueva tendencia para los amantes de la buena mesa.

Instagram es la plataforma predilecta de más de 150 cuentas peruanas dedicadas exclusivamente a la comida. Ahí publican acerca de la apertura de nuevos locales, recomendaciones de lugares, platos favoritos o incluso las comidas que ellos mismos preparan. Muchos de ellos, tienen más de 50 mil seguidores y han sabido convertirse en críticos y en líderes de opinión dentro de su rubro. La gente confía en ellos porque los consideran gente de verdad, sin máscaras. No buscan publicar cualquier tipo de contenido dentro de su plataforma, realmente investigan y tratan de encontrar lo mejor para subir a sus redes sociales.

Las marcas han visto aquí una oportunidad de negocio. Los influencers, manteniéndose fieles a su estilo, han sabido dosificar el contenido generado por las empresas que los contratan para así publicar de la manera más adecuada en sus redes y que no se vea forzado, manteniendo así una forma sutil, elegante y confiable. Muchos de ellos saben con qué marcas aliarse y conocen a fondo el restaurante o producto para poder recomendarlo. Es así como se ganan la confianza de sus seguidores.

Unos meses atrás, decidí entrar en esta aventura de la comida virtual, me creé un blog de parrillas (Meat & Matt). Gracias a esto, he conocido mucha gente dentro del entorno gastronómico, encontré una forma divertida y seria de publicar contenido propio y aprendí a dar consejos  y recomendaciones sobre el mundo del fuego.

Hace poco, una compañera de la oficina me comentó que gracias a mi blog, ha aprendido a apreciar mucho más las parrillas, y ya tiene una gran excusa para juntarse con sus amigos y probar cosas nuevas. Por medio de esta nueva experiencia, he podido enlazar mi trabajo con el manejo de mi blog personal, y así entender cada vez más la responsabilidad y pasión que tienen estos bloggers con los que trabajamos en la oficina todos los días.

La experiencia digital ha logrado generar en el público una satisfacción interna tan grande que muchos intentan replicar estos contenidos y ponerlos en práctica, tal vez yendo a un restaurante a probar un plato recomendado o preparando una receta de un “Foddie Blogger” peruano en casa.

Suscríbete

Suscríbete al boletín y recibe nuestras exclusivas publicaciones.

Sin spam. Es una promesa.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: