fbpx
Música, karaoke y redes: El secreto de Musical.ly para atrapar a los más jóvenes

El mundo digital avanza a pasos agigantados. Cuando creíamos estar disfrutando de “lo último” en apps, las antiguas se renuevan o bien, otros jugadores entran a la cancha.

Dentro del fenómeno de compartir contenido, los videos toman el protagonismo. De allí, el éxito de los InstaStories de Instagram que hoy son incluso más vistos que los mismos post y se han sumado al negocio de las redes sociales, pues son otra plataforma que también tiene un costo para las empresas que se apoyan en los influencers o celebrities como interlocutores hacia el consumidor final.

Después de este fenómeno, Instagram siguió avanzando y presentó IG TV, para videos más largos. Videos por doquier.

Grandes en el juego como Facebook e Instagram están desarrollando cada vez más la inclusión de estos videos en sus plataformas. Sin embargo, son amenazados por un competidor silencioso pero potente que tiene tiempo ya vigente y toma cada vez mayor fuerza. Arrasó con el mercado norteamericano y se posiciona mejor entre los latinos con el paso del tiempo.

Se trata de Musical.ly, el pionero de los vídeos selfie-karaoke y el app que solo el año pasado superó las 100 millones de descargas. Esta se define como una red social de video, en la que se invita a los usuarios a bailar, cantar y hacer playback/covers de sus canciones favoritas o recrear diálogos de alguna película o serie, todo esto a través de videos de 15 segundos. Su público cautivo con jóvenes entre 10 y 16 años.

Además, al igual que Instagram, permite hacer trasmisiones en vivo a través de Live.ly, compitiendo también con apps como Periscope o servicios como Facebook Live.

No suena tan innovador como esperábamos, pero descubramos el secreto que ha enganchado a tantos usuarios y sepamos cómo esta app llegó, el año pasado, al puesto número 1 de aplicaciones gratuitas en 20 países.

Baby Ariel que con 22 millones de seguidores se convirtió en una “celebrity” con tan solo 16 años. Apenas año y medio después de despegar como estrella en Musical.ly fue nominada como “Influencer del año” por Telemundo.

¿CÓMO FUNCIONA?

El arte de crear videos únicos es una de las cosas que atrae a los jóvenes. Las canciones con las que cuenta el app pertenecen a los artistas conocidos del momento que suenan en las radios a nivel mundial. Puedes interpretar fragmentos de íconos como Rihana, Shakira, Justin Timberlake, etc.

Demás está decir que los efectos que contiene Musical.ly agregan valor a los videos: los movimientos bruscos y ondulaciones para marcar el ritmo de la música son característicos de esta app. También cuenta con opciones de cámara rápida, lenta, timelapse o máscaras/filtros como los que presentó al mercado la entonces popular Snapchat cuando estaba de moda.

Para no perder el sentido de comunidad que ofrecen las redes, esta app permite también grabar videos a duo.

EN CIFRAS:

En noviembre del año pasado, Musical.ly fue comprada por  la empresa china de información Bytedance Technology en un monto que oscilaba entre los 800 y 1.000 millones de dólares. Luego, su nombre cambió a Tik Tok, pero las funciones continúan idénticas y los usuarios la siguen recordando por el nombre original Musical.ly. Para ese mismo momento, esta red contaba ya con más de 200 millones de usuarios totales, con 60 millones de usuarios activos al mes que se encargan de subir alrededor de 13 millones de nuevos vídeos cada día.

Johanna De La Cruz, joven peruana con un millón de seguidores en esta red social.

En Perú, ya contamos con usuarios que tienen gran cantidad de seguidores. Las últimas cifras indican que hay más de 65 mil usuarios únicos, los cuales generan más de 2 millones de videos mensuales y la tendencia está en ascenso. Así, grabarse cantando frente al celular ya no era una idea tan absurda, menos la intención de publicarlo en redes.

LA CLAVE DEL ÉXITO:

Gary Vaynerchuk, emprendedor serial estadounidense y personalidad reconocida en el mundo del internet asegura que esta aplicación está cambiando la forma en que los adolescentes interactúan con la música. Afirma que permite la libre democratización del contenido y que es esta libertad la que genera atracción en la gente joven. La independencia para crear piezas, utilizando todas las herramientas presentes, se traducen en videos cortos y divertidos que los jóvenes quieren hacer y ver.

Mark Mulligan, analista independiente en MIDiA Reasearch, añade que los creadores se dieron cuenta de que la oportunidad del sector no eran ni álbumes completos ni temas completos. Eran clips cortos de música que los jóvenes utilizan para expresarse e identificarse. Si a esto le sumamos que lo pueden hacer a su manera, con sus propios gestos y coreografías, entendemos mejor el razonable éxito de esta aplicación.

Por otro lado, Musical.ly no es solo un app one way, pues ofrece además la oportunidad de que los cantantes interactúen con sus fans. Hoy en día, los artistas pueden pedir a sus fanáticos que hagan creaciones con su música y es así como se potencian los famosos challenges en redes que se vuelven tan virales, pues la necesidad de repetir lo que está en tendencia es un deseo que atrapa a muchos.

Esta aplicación ha logrado satisfacer un deseo en los más jóvenes, se ha convertido en una piedra en el zapato para las apps más famosas y cada día está haciendo más ruido.

Cantar frente al espejo o en la ducha ha sido el placer secreto de muchos. Pensar en que esto podría mutar y transformarse en alguna especie de entretenimiento digital era una locura. ¿Creer que los jóvenes lo amarían? Poco probable, pero las cifras hablan por sí solas.

El éxito está en los detalles que para muchos son invisibles.

Suscríbete

Suscríbete al boletín y recibe nuestras exclusivas publicaciones.

Sin spam. Es una promesa.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: