fbpx
SPOILER ALERT: TOY STORY 4 NO ES PARA NIÑOS

Uno de los estrenos cinematográficos más esperados del año ocurrió esta última semana: Toy Story 4. Ha sido un largometraje esperado por niños y no tan niños. Lo comento porque, en los últimos años, he sido testigo de fiestas infantiles temáticas, disfraces de Halloween muy elaborados y stands de tiendas abarrotados de juguetes y accesorios llamativos relacionados a la franquicia. Sin embargo, al ver la película me sentí – aunque no fue sorpresa- más involucrado emocionalmente que en entregas anteriores.

Es evidente que la conexión con los personajes inicia en el estreno de la primera película, con la cual la generación que hoy tiene entre 25 y 30 años desarrolló un vínculo emocional con los personajes. En cada estreno (espaciado en el tiempo por 4, 11 y 9 años respectivamente) se renovó el vínculo. Al principio, la mayoría se sintió identificada en el crecimiento de “Andy”. Todos podíamos ser él. Sin embargo, hoy esta nueva historia permite conectarnos con un personaje diferente, pues sus conflictos personales son fácilmente comparables con los nuestros en edad adulta.

La experiencia, y sin entrar en spoilers, me permitió identificar que, aunque es una película familiar y que todos los niños disfrutarán (por su carácter animado), la historia está realmente dirigida a la misma generación, hoy adulta, que cautivó al inicio de todo (en 1995). Las personas de mi edad que han seguido “las aventuras de los juguetes” estreno tras estreno, se van a sentir más identificadas y conmovidas que aquellos niños que hoy se limitan a disfrutar los estímulos propios de la animación audiovisual infantil.

Han pasado 24 años desde el primer estreno y las salas se siguen llenando con personas de toda edad. La lección que deja Toy Story 4 es la genialidad de los creadores para generar engagement jugando con las historias y nuestras propias experiencias película tras película. Aunque el largometraje, en comparación con las anteriores entregas, tiene identidad propia, la carga emocional viene camuflada tras animaciones sofisticadas y la clasificación “Apta para Todos” y, sin lugar a dudas, el resultado es gratificante.

Suscríbete

Suscríbete al boletín y recibe nuestras exclusivas publicaciones.

Sin spam. Es una promesa.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: