fbpx
Una cancha de tenis en tu mochila

En 1996, el gobierno de Estados Unidos empezó un programa para crear la computadora más poderosa del mundo, el programa se llamó Accelerated Strategic Computing Initiative (ASCI) y en 1997 Red ya estaba funcionando. Con una potencia para procesar 1.8 teraflops, un costo de US$ 55 millones y el tamaño de una cancha de tenis, Red se convirtió en la supercomputadora más poderosa en el mundo y se mantuvo así hasta finales del 2000.

Cinco años más tarde, en el 2005, podías comprar un dispositivo con esa potencia por 250 dólares, el Play Station 3. De una cancha de tenis a una consola que puedes llevar en tu mochila en solo cinco años. Este es uno de los ejemplos que usa Thomas L. Friedman para graficar el crecimiento exponencial de la tecnología en su libro «Gracias por llegar tarde».

La velocidad con la que la tecnología está cambiando cómo vivimos se acelera sin parar haciendo que tengamos que replantearnos cómo nos comunicamos, cómo nos relacionamos y cómo trabajamos. El principal desafío que estos avances significan para nosotros está en cómo mantenernos al día con ellos para aprovecharlos.

«Hay una discrepancia entre el cambio en el ritmo del cambio y nuestra capacidad para desarrollar sistemas de aprendizaje, sistemas de capacitación, sistemas de gestión, redes de seguridad social y regulaciones gubernamentales que permitirían a los ciudadanos sacar el máximo provecho de estas aceleraciones y amortiguar su peores impactos».

«Gracias por llegar tarde: una guía optimista para prosperar en la era de las aceleraciones» por Thomas L. Friedman

Es en ese sentido que Friedman hace una analogía bastante interesante entre valor y flujo. Estos cambios exponenciales significan que el valor de lo que se tiene está en un acelerado proceso de depreciación, lo que tenemos pierde valor cada vez más rápido. Es así que estar en el flujo del cambio se vuelve primordial para nosotros como personas y empresas. Las áreas de innovación y capacitación cobran cada vez más importancia en el espacio empresarial porque ya no podemos enfocarnos solo en una mejora constante, tenemos que reinventarnos constantemente.

Quedarse donde uno está, ya no es una opción.

Suscríbete

Suscríbete al boletín y recibe nuestras exclusivas publicaciones.

Sin spam. Es una promesa.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: